El 11 de junio de 1928, nació en Barquisimeto el escritor venezolano Salvador Garmendia, quien también fue un destacado docente universitario y periodista, así como escritor de guiones para radio y televisión.

A su llegada a Caracas fue integrante del grupo Sardio y miembro fundador del “El Techo de la Ballena”, director de la revista Imagen Latinoamericana y del Instituto Nacional de Cultura de Caracas. Los pequeños seres, su primera novela, publicada en 1958, dio a conocer sus notables dotes de observación y su interés por la existencia gris y rutinaria de los habitantes de los centros urbanos, de la alienación que sufren en su trabajo y el medio familiar. En 1959 obtuvo el Premio Municipal de Prosa por esta novela.

Sus finas exploraciones en la inadaptación y el fracaso se extendieron después a nuevos ámbitos en las novelas Los habitantes (1961), Día de ceniza (1963), La mala vida (1968), Los pies de barro y Memorias de Altagracia (1973), obra que terminó de inmortalizarlo en las letras venezolanas y latinoamericanas.

También enriqueció el realismo con el aporte del género fantástico a través de la publicación de cuentos, y recibió el Premio Nacional de Literatura en la categoría de narrativa en 1973.

Además, Garmendia ganó el Concurso Internacional de Cuento “Juan Rulfo” con el relato Tan desnuda como una piedra. Entre sus obras también destacan: Los pequeños seres, Los habitantes, Difuntos, extraños y volátiles y Cuentos cómicos.

Salvador Garmendia falleció en Caracas en 2001, a causa de una enfermedad pulmonar.