manuelvadell

El Centro Nacional del Libro (CENAL) consolida espacios dedicados al fomento de la lectura, escritura, edición, y todo el espectro de los impresos, contribuyendo de esta manera a la construcción colectiva del nuevo ciudadano y ciudadana expresado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Las políticas diseñadas persiguen el desarrollo de planes de formación en el área de la literatura y el proceso editorial y se conciben como herramientas que propician el pensamiento crítico y emancipador, necesario para potenciar la promoción de la organización y participación de las comunidades.

PRESENTACIÓN

La lectura, como acto individual y colectivo, contribuye al desarrollo del pensamiento crítico, al reconocimiento de la historia y al entendimiento de la condición humana y la realidad social. Con el objeto de  estimular la lectura en el pueblo venezolano y garantizar que se apropie de las herramientas que le permitan discernir el momento histórico que vivimos, el Plan Nacional de Lectura Manuel Vadell se inicia con el Discurso de Angostura porque, como expresó el Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros -en su alocución de la Memoria y Cuenta de 2018, en la Asamblea Nacional Constituyente-, “para entender la altura que logra Simón Bolívar, hay que volar junto a él y hay que vivir la revolución que él vivió. Y ahora en revolución, con la siembra de bolivarianismo que hizo nuestro Comandante Hugo Chávez, es tan fácil entender los sueños, las aspiraciones, el carácter, la energía, las ideas de Bolívar, porque nosotros estamos en la misma revolución que él fundo y podemos entender, en conexión directa con la historia, lo inmortal de sus ideas, la pasión por la Patria, los sueños por encima de los siglos de nuestro amado Libertador Simón Bolívar”.

Centro Nacional del Libro (CENAL), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura, contempla en su Ley desde su creación, la promoción del libro y la lectura en virtud del rol protagónico que cumple dentro de los procesos educativos y culturales de nuestro país,  asume el  reto y el compromiso  para la implementación del proyecto Plan Nacional de Lectura Manuel Vadell, para  continuar con la democratización de acceder al libro, atender y acercar al lector y las comunidades lectoras hacia  la lectura y escritura critica, ahora articulada bajo las redes sociales con publicaciones de las editoriales públicas y privadas en digital con obras de escritores y escritoras de todos los estados. 

El Plan Nacional de Lectura Manuel Vadell es un proyecto implementado por etapas, comenzando su primera etapa en el año 2019 y continuará hasta el año 2025. La organización y desarrollo del Plan, cuenta con un equipo formado por la Plataforma del Libro, los Gabinetes Culturales Estadales,  de igual manera entes e instituciones a  nivel regional. 

En cada estado se realizaran actividades formativas en articulación con la Red de Bibliotecas públicas del país, espacios convencionales y no convencionales y las comunidades organizadas, quienes apoyarán  en la convocatoria de la población a participar,  de acuerdo a las líneas de acción del proyecto, donde se establecen a partir de un diagnóstico  para cumplir con los objetivos y metas planificados por año, obteniendo como producto el registro de las Unidades lectoras y Comunidades conformadas recibiendo y procesando la información a través de reportes a el Observatorio Venezolano del Libro y la Lectura operativo en el CENAL.

 Se trabajará en conjunto con el Ministerio del Poder Popular para la Educación, en el ámbito de los docentes de la primera y segunda etapa de educación  primaria, con actualizaciones en estrategias y herramientas para la formación en la mediación de la lectura y en los nuevos soportes tecnológicos que se distribuyen en los centros educativos públicos.

El Plan Nacional de Lectura Manuel Vadell contempla entre sus indicadores la formación y capacitación de promotores y mediadores de lectura, y la conformación de unidades y comunidades lectoras, que harán posible la  apertura y el rescate de espacios donde se desplegaran un conjunto de acciones para demostrar la importancia de la lectura en general y de la literaria.  Con el fin de condensar las acciones del plan, vincular y organizar las indicaciones, las metas y los grupos objetivo en estas dos áreas, se han reorganizado estos elementos aplicando como criterio la cualidad de los ambientes de lectura.

Como consecuencia de este enfoque, además de programas dirigido a la promoción de la literatura infantil y juvenil, y así como la formación de editores con herramientas en el manejo de  publicaciones en digital, se proponen seis nuevos proyectos para cumplir con las acciones programadas para el 2019:

  1. Programas para espacios convencionales de lectura:
    1. Programa de mediación de la lectura en educación básica.
    2. Programa de estímulo a la promoción de la lectura y la escritura en educación básica.
    3. Programa de lectura mediada para las bibliotecas públicas.
  2. Programas para espacios no convencionales de lectura:
    1. Programa de salas comunitarias de lectura.
    2. Programa de promoción de la lectura en recintos penitenciarios.
    3. Programa de formación de telelibreras/os (jóvenes, redes sociales)
    4. Programas de formación en los procesos para la edición digital.

El libro escogido como central es la nueva lectura del Discurso de Angostura, de nuestro Libertador Simón Bolívar, con la presentación del escritor Gustavo Pereira, con una edición de un millón de ejemplares,  además se cuenta con el material existente en las bibliotecas y las editoriales estadales, así como la edición de doscientos (200) títulos de autores venezolanos  en digital, los cuales podrán descargarse de manera gratuita por la página Web del CENAL.

La digitalización de esta biblioteca se hace posible, al sumarse la formación con nuevas herramientas para la edición de libros de un equipo de editores, que nos acompañan desde las editoriales públicas y privadas, para así ofrecer a  todos los distintos grupos etarios el acceso desde cualquier dispositivo electrónico, en miras al futuro lector. La digitalización alentará una diversidad sin precedentes de nuevos contenidos en todos  los temas que se abordaran en la planificación y ejecución del Plan Nacional de Lectura Manuel Vadell.

En este sentido, se conformará una de las acciones más destacadas en el marco de las políticas estatales a desarrollar en pos del rescate y permanencia del hacer del libro, de la lectura y del lector una integración cotidiana con visión y criterio propio en este presente que vivimos.  La existencia de un Plan Nacional de Lectura nos da, ante todo, la definición de un lineamiento político que implica una finalidad concreta, aquella consistente en generar una acción respecto a la lectura.

 

CENTRO NACIONAL DEL LIBRO
TALLER DE FORMACIÓN LECTORA
PUEBLO LECTOR

El taller de formación lectora es una propuesta de acompañamiento a través de la figuradel mediador de lectura. Está diseñado para acercar a ese futuro lector y lectora, bajo el conjunto de diferentes estrategias y prácticas junto a los nuevos soportes del libro. Al participar en el taller se van organizando en grupos denominados Unidad de lectores ydesde allí se incorpora la figura de un guía, el mediador y mediadora de la lectura. A partir del compromiso como mediador y mediadora se avanzará en las formas de promover la lectura utilizando los espacios convencionales y no convencionales, en todo el ámbito nacional. De igual manera está dirigido a todas aquellas formas organizativas e institucionales (comunitarias, penitenciarias, hospitalarias, socioproductivas, las instancias institucionales serán de principal interés) que se planteen desarrollar procesos socioculturales relacionados con la mediación y promoción de la lectura.

Se centra en la elaboración de proyectos de lectura, definiendo un lugar de encuentros para leer, al registrase como grupo. Se espera sensibilizar o concientizar sobre gustos, preferencias, prácticas y niveles lectores de las personas que se asocian en diferentes organizaciones e instituciones para construir las bases de una nueva cultura lectora en el seno de sus comunidades o entornos; desde un enfoque que considere a los sujetos lectores, actores políticos y sociales de la lectura, definiendo el medio para lograr el ejercicio pleno de la ciudadanía y el desarrollo bajo una visión crítica de la realidad , transformándose a sí mismos e incidiendo en su entorno .

 Marco Legal

-Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (Capítulo VI – De los derechos culturales y educativos).

-Planes Nacionales de Desarrollo Económico y Social de la Nación.

-Ley del Libro.

-Estatutos del Consejo del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC).

-Estudio del comportamiento lector, acceso al libro y la lectura en Venezuela (2011–2012), Centro Nacional del Libro (CENAL)

Como Marco Teórico

La importancia del acto de leer de Paulo Freire

La magia de los libros de Prieto Figueroa.

El Discurso de Angostura, de Simón Bolívar. Destacando su lectura en el taller como iniciadora en el desarrollo del pensamiento crítico, al reconocimiento de la historia y la realidad social actual.

a. General:

Desarrollar procesos de reflexión/acción con el fin de proporcionar beneficios al lector donde con la mediación sociocultural de la lectura, de manera consciente y organizada, se construyan propuestas colectivas encaminadas a establecer y/o fortalecer la propia práctica lectora y la de los nuevos lectores, en espacios convencionales y no convencionales, desde un enfoque crítico de la lectura.

b. Específicos:

– Resaltar la importancia de la mediación de la lectura en la transformación de la cultura lectora de las comunidades.

– Reconocer la necesidad de realizar actividades de mediación de la lectura en espacios convencionales y no convencionales (centros de salud, recintos penitenciarios, comunidades organizadas, centros de socioproducción, instituciones y espacios laborales, entre otros).

– Propiciar el intercambio de experiencias vividas en los grupos que se planteen el fomento de la práctica lectora en ambientes escogidos bajo su interés por la lectura.

– Desarrollar la comprensión crítica de la lectura a través de la alfabetización política del sujeto lector, mediante su participación activa en la
transformación sociocultural.

– Sensibilizar sobre el rol social, político y cultural que tiene cada persona consigo mismo, con su entorno inmediato y con la sociedad, a través de la lectura como acción transformadora de sí y comprensiva del otro.

– Proporcionar estrategias para la construcción de proyectos de mediación de la lectura en distintos ámbitos comunitarios, adecuados a diferentes grupos etarios con especial atención en los jóvenes.

– Explicar la importancia del uso de nuevas tecnologías en la mediación de la lectura y los formatos de libro electrónico.

 Bibliotecarios
– Docentes
-Personal médico y/o paramédico de centros públicos de salud.
– Funcionarios y funcionarias del sistema penitenciario.
-Mujeres y hombres privados de libertad.
– Instancias del Poder Popular y otras organizaciones comunitarias.
-Trabajadoras y trabajadores de las empresas de producción social.
-Grupos de animación sociocultural
-Trabajadoras y trabajadores de oficinas públicas y de todas las instancias del Estado.

a. Consideraciones acerca del acto de leer, la lectura y el sujeto lector.
b. La mediación de la lectura y la cultura lectora.
c. La lectura crítica de la realidad.
d. La lectura. La educación popular y académica.
e. Lectura en nuevos formatos digitales.

Contenido de capacitación de 20 horas, dividido en cinco unidades o módulos de instrucción presentados en 5 jornadas mediante la modalidad de taller, para grupos de 20 participantes; aplicando las estrategias, elementos y recursos de la mediación de la lectura.

– Leer, lectura y lector
– El acto de leer: más allá de la descodificación
– ¿Qué motiva a participar en estetaller?
– Las dimensiones de la práctica lectora
– La literatura oral
– Presentación y lectura en colectivo del Discurso de Angostura

– La mediación de la lectura. El afecto a la lectura.
– El mediador/promotor/facilitador
– Estrategias y actividades para la mediación en atención a los diferentes grupos etarios.
– Aprender a leer en familia.
– Mediación de la lectura en espacios convencionales y no convencionales.

– Historia del libro.
– El libro impreso, artesanal y electrónico.
– Los formatos de libros electrónicos. Cómo y dónde obtenerlos.
– Diferencias entre los diferentes equipos de lectura.

– La promoción de la lectura: alcances, limitaciones Leer en comunidad y en sociedad.
– Estrategias y actividades para la promoción de la lectura desde, con y para la comunidad.

– Construcción y presentación de los proyectos de mediación/promoción de lectura.
– Conformación de la unidad de lectores. Compromiso de acompañamiento, seguimiento y asesoría periódica.
– Consultar el enlace para el registro de la Unidad de lectores en la página web del Centro Nacional del Libro CENAL
www.cenal.gob.ve

LA UNIDAD DE LECTORES

El Centro Nacional del Libro (CENAL), ente rector de las políticas relacionadas al tema del libro y la lectura, desarrolla el Plan Nacional de Lectura Manuel Vadell, (2019-2025). impulsaldo a la profundización del fomento de la lectura en espacios comunitarios, a partir de la interacción con personas y pequeños grupos lectores. Estos grupos han sido categorizados por el CENAL como unidad de lectores, y abarcan una diversidad de formas organizativas (círculos, clubes, escuadras, peñas, colectivos, etc.). Es a partir de esta organización (incipiente, en proceso o consolidada) que el CENAL establece las vinculaciones necesarias que permitirán el abordaje de los procesos formativos (talleres, cursos y cátedras) en cada uno de los espacios de socialización de la lectura: escuelas, bibliotecas públicas, librerías, hospitales, centro de reclusión, ancianatos, comunas, entre otros.

Mediante esta estrategia, estos nuevos espacios de lectura se convierten en ámbitos para la atención constante y progresiva de los grupos que lo soliciten. De esta manera, la continuidad y la sistematicidad de las actividades de lectura se aseguran en el tiempo; y los esfuerzos y recursos se orientan hacia procesos de aprendizaje participativo, significativo y responsable.

Es en esta fase donde se incorporan los facilitadores/mediadores de lectura, personas de reconocida experiencia en diversas áreas (lectura, escritura, oralidad, creación literaria, literatura infantil, poesía, narrativa, ensayo, edición, etc.), quienes mediante el intercambio de conocimientos y vivencias, contribuyen en la formación de formadores, con énfasis en docentes, bibliotecarios, promotores de lectura y animadores culturales.

¿QUÉ ES UNA UNIDAD DE LECTORES?

Una unidad de lectores es una agrupación que organiza a un número determinado de personas en torno a la lectura, ya sea como aficionadas a esta actividad, o como facilitadores, promotores y mediadores.

En estos colectivos -que congregan a lectores con diversos niveles de lectura en diferentes espacios-, cada individuo participa como lector, mediador y promotor; lo cual favorece el intercambio de saberes y experiencias en un ámbito donde no hay un único agente que medie en la lectura sino muchos actores interactuando en el proceso. Estas agrupaciones se reúnen periódicamente con el fin de compartir sus vivencias de lectura, asisten a cursos de formación, y realizan actividades de mediación y promoción para el resto de las personas que están presentes en dichos espacios, sean convencionales o no de lectura.

Cada unidad de lectores, una vez detectados los intereses, las necesidades, las fortalezas, las debilidades, las expectativas y las potencialidades del grupo, establece objetivos y acciones para aportar conscientemente sus esfuerzos con la finalidad de desarrollar, de manera conjunta, propuestas de mediación/promoción de lectura a lo interno y hacia afuera, considerando las implicaciones psicológicas, sociales, culturales y políticas del acto de leer. Los colectivos también establecen relaciones de intercambio con otras unidades de lectores y con las instituciones públicas y privadas comprometidas con la lectura en su comunidad, con el objeto de ampliar el alcance de la promoción de la lectura y la extensión de sus beneficios.

Asimismo, la unidad de lectores pueden capacitarse en diversas áreas de formación, como la promoción y mediación de lectura, la escritura creativa, la creación literaria en diversos géneros, la edición en digital y otros oficios vinculados al libro y la lectura. Esta preparación ha de concebirse como una verdadera profesionalización de la unidad de de lectores, bajo la modalidad que más favorezca a las y los participantes.

CONFORMACIÓN DE UNA UNIDAD DE LECTORES

El CENAL se ha propuesto el desafío de promover la organización de la unidad de lectores como una acción fundamental en el Plan Nacional de Lectura Manuel Vadell. A tal fin, se planifican los talleres de Mediación de lectura, en reuniones con las personas, colectivos o entes interesados, donde se exponen detalladamente conceptos y criterios básicos que orientan la organización de las unidades de lectores. En un segundo momento, el CENAL, mediante las diversas actividades de formación que desarrolla, acompaña a los grupos conformados hasta que estos logren consolidarse como unidad. Una vez alcanzado este objetivo, el CENAL apoyaría en las diferentes bibliotecas ya existentes o la creación de salas de lectura en comunidades y la creación de las bibliotecas digitales, para facilitar el acceso al libro como bien cultural, y hacer de cada unidad de lectores el centro de un círculo de acción cultural para el aprendizaje, el fomento y la promoción de la lectura en sus comunidades.

ACCIONES DE LA UNIDAD DE LECTORES

La promoción de lectura es un trabajo de intermediación sociocultural constituido por un conjunto de acciones destinadas a la valorización de la lectura como medio, individual y colectivo, de desarrollo del pensamiento reflexivo, y la formación de sujetos lectores críticos y autónomos capaces de interpretar y transformar la realidad, mediante el acceso a los bienes culturales que conforman el acervo de la escritura, y la participación ciudadana en actos libres y liberadores de comunicación.

La unidad de lectores al diseñar el proyecto y desarrollar las diferentes actividades para estimular la práctica lectora de otras personas y fomentar la lectura en diferentes espacios puede sumar entre otras acciones que mencionamos a continuación.

 

Tertulias literarias.

Obras de teatro, títeres, pantomimas, monólogos.

Lectura-foros

Video-foros

Préstamos, intercambios y trueques de libros.

Talleres de escritura creativa, edición de libros en digital y telelibros

Recitales de poesía.

 

Maratón de lectura

Encuentro con escritores

Lecturas colectivas.

Efemérides literarias.

Debates, paneles, mesas redondas.

Concursos literarios (cuentos, poesía, ensayo).

Ferias de lectura

Presentación de libros y/o autores

PROYECTOS DE PROMOCIÓN DE LECTURA

La unidad de lectores ya consolidada, puede diseñar y ejecutar diferentes proyectos de mediación y promoción de lectura como los que se describen a continuación:

  1. Creación de colectivos de mediadores. Proyecto que persigue la consolidación de grupos de lectores que puedan, como colectivos, servir de agentes mediadores para acompañar a otras personas en sus diferentes procesos y niveles de alfabetización. A continuación se ofrecen algunas prácticas de mediación de lectura susceptibles de convertirse en proyectos:

    1. Lectura en familia. Programa de formación que tiene por objeto preparar a las familias en el área de la lectura y desarrollar sus competencias relacionadas con este asunto, para que puedan aplicar las estrategias y actividades del aprendizaje mediado, y transformar sus hogares en nichos de lectura.

    2. Abuelas y abuelos mediadores. Proyecto que incorpora a las adultas y los adultos mayores de una comunidad que sienten afición por leer –o han sido formados en programas para el fomento de la lectura como el mencionado antes– como agentes mediadores en las escuelas o las bibliotecas de la localidad.

    1. Tutores de lectura. Plan de formación e integración para lectoras y lectores adolescentes o jóvenes que deseen realizar el acompañamiento individual en el aprendizaje mediado de la lectura con una persona de menor edad o menos experta.

    2. Circuitos de mediación. Proyecto de lectura que tiene como objetivo la conformación de espacios de cultura que dinamicen los procesos lectores de la población dentro de un ámbito geográfico específico.

  1. Elaboración de periódicos. Proyecto para promover la lectura y la escritura en instituciones educativas, bibliotecas, organizaciones socioproductivas (empresas) o sociopolíticas (consejos comunales, comunas), centros penitenciarios, bases militares, etc., con el objetivo de convocar a las unidades de lectores alrededor del trabajo editorial, mediante la investigación, la producción de textos escritos e imágenes, el trabajo de edición e impresión, y la distribución, entre otras tareas.

  2. Producción de microprogramas para radio e internet. Proyecto para promover la lectura y la escritura en un mundo caracterizado por el uso de tecnologías que facilitan la creación, distribución y manipulación de la información, es imprescindible fomentar la adquisición de nuevas habilidades y saberes para el aprovechamiento de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Esta estrategia ofrece múltiples oportunidades de aprendizaje colaborativo a través del intercambio de saberes y la apropiación de destrezas tecnológicas referentes a la edición de audios y videos.

  3. Ediciones digitales. Manejo de procesos para las ediciones en formatos Epub , fb2 o mobi.

¿CÓMO PARTICIPAR EN EL PLAN NACIONAL DE LECTURA MANUEL VADELL?

Si una persona, colectivo o institución está interesado en la formación de la unidad de lectores, o participar en la campaña como grupo lector ya conformado, solo debe enviar su solicitud a la dirección de correo institucional: planlectura@cenal.gob.ve o llamar a los siguientes números telefónicos: Directo (0212) 395.71.10 – (0212) 482.20.20 Ext. 132.

Lecturas recomendadas

ÁLVAREZ, Luis. Lecciones de vuelo: la lectura en nuestro presente. Editorial Ákana Camagüey. Cuba, 2017.

BORROMÉ, Julio. Crítica de la lectura instrumental. Centro Nacional del Libro. Caracas, 2016.

ANTILLANO, Laura. Las alas de la lectura. Centro Nacional del Libro. Caracas, 2018

CADENAS, Rafael. En torno al lenguaje. Ediciones UCV, Caracas, 1989.

CALDERA, Reina y Dilia Escalante. Enseñar y aprender a escribir en el aula. Editorial El perro y la rana. Caracas, 2007.
CALZADILLA A., Juan A. Módulo para Talleres de Promoción de la lectura. Ministerio de la Cultura. Caracas, 2005.
CALZADILLA ARREAZA, Juan Antonio. Simón Rodríguez. Pequeña Antología pedagógica. FUNDARTE. Caracas, 2010.
Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina. Alfabetización: una ruta de aprendizaje multimodal para toda la vida. CERLALC-UNESCO, Colombia, 2015.

El libro electrónico: tendencias y recomendaciones. CERLALC-UNESCO, Colombia, 2012.

Leer digital: la lectura en el entorno de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Edgar Gutiérrez. CERLALC. Colombia, 2008.

CHAMBERS, Aidan. El ambiente de la lectura. Fondo de Cultura Económica. México,2009.
EǴUEZ, Iván. La lectura esa íntima batalla. Colección Luna de papel. Ecuador, 2006.

ESCALANTE, Dilia. Adquisición de la lectoescritura. Editorial El perro y la rana. Caracas, 2009.

FREIRE, Paulo. La importancia del acto de leer. Editorial El perro y la rana. Caracas, 2015.

FREIRE, Paulo y Antonio Faundez. Por una pedagogía de la pregunta. Siglo XXI Editores. Argentina, 2014.

GARCÍA LORCA, Federico. Medio pan y un libro. Teoría y juego del duende. Editorial El perro y la rana, Caracas, 2014.

GARRIDO, Felipe. Cómo leer (mejor) en voz alta. Fundación mexicana para el fomento de la lectura. México, 1989.

GIARDINELLI, Mempo. Volver a leer. Edhasa. España, 2009.

ORTIZ Antonio, Manual exprés para no escribir cuentos malos. Editorial El perro y la rana 2010

JITRIK, Noé. La lectura como actividad. Premia Editora. México, 1982.

LARROSA, Jorge. La experiencia de la lectura. Fondo de Cultura Económica. México,2003.
MADRIZ, Gladys. Lectura: pasión, búsqueda y sentido. Ediciones de la Presidencia de la República. Caracas, 2009.

MADRIZ, Gladys. Soy desde ti. La lectura (entre) el tú y el (nos)otro(s). Editorial El perro y la rana. Caracas, 2017.
MÁRQUEZ, Miguel. El arte de la lectura. CONAC, Caracas, 2004.
MEDINA, Rod. A leer se aprende leyendo. Centro Nacional del Libro. Caracas, 2015.
PATTE, Genevieve. ¿Qué los hace leer así? Fondo de Cultura Económica. México, 2009.
PENNAC, Daniel. Como una novela. Anagrama. España, 2006.
Mal de escuela. Edición digital de Manuel Serrat Crespo. Barcelona, España, 2008.
PETIT, Michele. Leer-liar. Lectura y familia. Conacultura. Caracas, 2005
PIGLIA, Ricardo. El último lector. Anagrama. Barcelona, España, 2005.
Plan Revolucionario de lectura, primera guía teórico-práctica para promotores y promotoras. Ministerio del Poder Popular para la Cultura. Caracas, 2009.
PRIETO F., Luis B. La magia de los libros. Fundación Luis Beltrán Prieto Figueroa – Ministerio de Educación y Deportes. Caracas, 2006.
PROUST, Marcel. Sobre la lectura. Monte Ávila Editores, Caracas, 2013.
RODRÍGUEZ P., Leticia y Corina Hernández Novo (compiladoras).Ejercicios de comprensión y otros materiales para los talleres de formación de promotores de lectura
en Venezuela. Ministerio del Poder Popular para la Educación, 2007.